Sábado 18 de noviembre de 2017

Tormenta y mejora por zonas hoy, domingo y lunes soleados

Viernes 19 de mayo de 2017

La angustiante situación que vive un tercio de la Argentina, inundada por las persistentes lluvias, en una emergencia agravada y prolongada por la falta de obras de infraestructura que permitan la evacuación de las aguas. Ya no se trata solamente de comenzar de nuevo, tarea que los sufridos pobladores vienen enfrentando reiteradamente desde hace 20 años. Se requiere recuperar la tranquilidad perdida para retomar las actividades: las perspectivas meteorológicas para el próximo invierno e incluso para la primavera posterior no son propicias para una rápida recuperación de un suelo firme que facilite las tareas agrícolas o ganaderas.

El Niño costero y las lluvias
Este fenómeno del Niño costero carece de la extensión del Niño tradicional y concentra sus efectos en las costas de Perú y Ecuador, donde la temperatura del agua se ha elevado a 29º C, algo muy inusual. La formidable evaporación que tales temperaturas generan se condensa al cruzar la cordillera, y el jet subtropical de vientos de altura del Oeste, que se suele ubicar sobre Perú y Bolivia en otoño-invierno, se encarga de distribuir esa inmensa cantidad de agua en condiciones de precipitar por el Norte argentino y Misiones. Por el lado del Atlántico, el calentamiento de las aguas se ha reducido ante el avance de la corriente fría de Malvinas. De cualquier manera, los vientos del NE habrán de venir húmedos, sin la carga de lluvias del Pacífico, con las típicas lluvias de invierno, que mantendrán abundante nubosidad y prolongarán la saturación del suelo y las napas elevadas, condiciones éstas últimas que hacen recomendable la formación de equipos técnicos municipales para detectar fallas en la estructura de las viviendas, no necesariamente provocadas por inundaciones, sino por el sube y baja de las napas, y que pueden ser subsanadas con apuntalamientos antes de que el problema se agrave.

Predominio de vientos tropicales
Tal como se presentan los océanos, el escenario de otoño-invierno estará constituido por frecuentes irrupciones de vientos tropicales que mantendrán temperaturas más cálidas que lo normal y elevada humedad. El predominio de vientos será del NE, lo que dará prolongados períodos nubosos y de lluvias débiles, seguidos de un par días de viento Norte y noroeste que tendrán como resultado lluvias copiosas, (ocasional y localmente pueden superar los 100 milímetros), con posterior arribo de frentes polares que brindarán un par de días de frío intenso y mañanas cubiertas de escarcha, sin llegar a temperaturas bajo cero. Luego se reiniciará el proceso, con vientos del NE, aumento de temperaturas y humedad.

Alta frecuencia de lluvias
De allí que la frecuencia de las lluvias habrá de continuar alta y con intensidad variable: lluvias abundantes cuando soplen vientos del noroeste, y reducidas, en general, cuando soplen del NE. Como la aproximación de frentes polares suele acentuar los vientos del NO, los fríos intensos de este invierno estarán precedidos de lluvias copiosas, por lo que difícilmente tengamos heladas y sí escarchas.

Mejora transitoria y refresca
Lluvias moderadas a débiles para hoy, con una tormenta vespertina; mejora mañana en el Sur y Centro y sigue lluvioso en el Norte. Viento Sur y temperaturas en leve y continuado descenso. Domingo y lunes soleados con mañanas frías (de 9 a 11º). Vuelven las lluvias el martes.

Por Alfredo Yaquinandi

Fuente:www.TerritorioDigital.com

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

 
Alaita Clasificados
Revista Aniversario Diario el territorio
Guía de compras y servicios
Revista Rumbos