Jueves 19 de octubre de 2017

Malestar en el sector turístico por la inundación de los Saltos del Moconá

Jueves 12 de enero de 2017

La crecida del río Uruguay impide la visualización de los Saltos del Moconá.

Visitantes que concurrieron a esta localidad en los últimos días para contemplar los Saltos del Moconá no pudieron acceder al atractivo natural debido a la crecida del río Uruguay producto de la apertura de las compuertas de la represa Foz do Chapecó. Esta situación generó malestar en el sector turístico en El Soberbio.
Es que a pesar de los múltiples reclamos elevados a las autoridades brasileñas y argentinas contra la empresa responsable de operar la usina eléctrica, se siguen sumando las pérdidas económicas ocasionadas por la crecida del caudal en la zona.
“Se habló de regular la generación de energía, o que se abran las compuertas sólo entresemana y que se deje de hacerlo los fines de semana, pero no hubo respuestas. Durante la temporada anterior ya se vieron los saltos por muy pocos días”, señaló el secretario de Turismo de la Municipalidad de El Soberbio, Fabián Dahmer.
La problemática radica en que el río Uruguay usualmente está crecido durante el día y recién baja durante la noche debido a la actividad de la represa brasileña. Ante esta situación, no menos de 60 emprendimientos sufren la constante desaparición de los saltos por la abrupta crecida del nivel que, literalmente los sepulta; esto provoca que los turistas no puedan acceder y se pierda el ritmo turístico impulsado por la Provincia y el municipio.
“Es una lástima que no se abran los saltos. Ojalá prospere el pedido que hicieron algunos diputados de Brasil para que cierre la represa”, expresó Rodrigo Muller, residente de El Soberbio, quien describió que a diferencia de años anteriores, no se ven turistas en la zona. “El pueblo está como muerto”, detalló.
En este sentido, Miguel Taszi, de la Cooperativa de Prestadores de Servicios Náuticos Saltos del Moconá SRL, indicó que la crecida del río Uruguay los perjudica enormemente al sector turístico.
“Somos más de 300 familias perjudicadas”, añadió.
Por su parte, la propietaria de un comedor -ubicado en el cruce de la ruta 3 y ruta 15- sostuvo que es una pena esta situación. “Intentamos no depender del turista, pero se siente la diferencia”, contó Ana Paula.
En consonancia, el dueño de un emprendimiento hotelero en la zona, de nombre Sixto, calificó de “un desastre” la temporada.
La represa Foz do Chapecó se encuentra a unos 80 kilómetros de la frontera y está situada entre los municipios de Aguas de Chapecó, en Santa Catarina, y Alpestre, en Río Grande do Sul. Posee una potencia total instalada de 855 megavatios repartida en cuatro turbinas.
La presa tiene 48 metros de altura y 598 metros de extensión; el embalse ocupa 79 kilómetros cuadrados.

Nueva audiencia pública
Se prevé que en una próxima audiencia pública que se realizará en Brasilia, municipios afectados por la actividad de la represa Foz de Chapecó y representantes de la empresa, presenten nuevamente sus argumentos.
Cabe recordar que el pasado 7 de diciembre en Porto Alegre, se llevó a cabo una audiencia pública en la cual las partes oficializaron su planteo.
En esa oportunidad, la Comisión de Asuntos Municipales del Parlamento riograndense escuchó a varios voceros, intendentes, referentes sociales, grupos ambientalistas, sobre las desastrosas consecuencias que tiene en su zona el comportamiento del río por las bruscas aperturas y cierres de las compuertas de aquella hidroeléctrica.
Allí, los diputados brasileños presentaron un trabajo encargado a una consultora con resultados demoledores, entre los que se encontraban trámites erróneos, manejo arbitrario del río y desatención a los reclamos efectuados por los municipios.
“Ellos (la empresa) respondieron que iban a realizar un descargo en un juzgado de Brasil, pero no se presentaron a la audiencia. Se va a seguir trabajando en comisiones y es probable que se haga una próxima reunión en El Soberbio, el siguiente encuentro será en Brasilia”, sostuvo Dahmer.

Ante la Justicia
El conflicto por la represa de Foz do Chapecó llegó a la Justicia brasileña ya que según pudo saber El Territorio, el Tribunal de Justicia del Estado de Río Grande do Sul intervino en la demanda penal iniciada por la comuna brasileña de Derrubadas y acompañada por El Soberbio hacia la empresa, por daños y perjuicios.
Además, son afectados también las tierras de los municipios, lo que -incluso- generó grandes inundaciones y pérdida de hogares en 2014.
Por su parte, la Asociación Costeiros do Yucumá presentó un recurso legal como ONG perjudicada ante el Operador Nacional de Sistemas, y obtuvo el apoyo de ese organismo para exigir a la represa “reorganizar horarios, bajo el riesgo de ver cancelada su licencia para explotar la hidroeléctrica”.
Asimismo, la Asociación de Municipios do Planalto y la Asociación “Amuceleiro”, que son consorcios que congregan a medio centenar de municipios, intervinieron en igual sentido, actuando de oficio “en defensa del río, para preservar su identidad natural”.
A su vez, la Legislatura de Río Grande do Sul se comprometió junto con el Ministerio de Medioambiente de ese país, a acompañar la medida y exigir a la represa hidroeléctrica Foz do Chapecó la revisión del régimen de liberación de compuertas.
No obstante, desde Derrubadas directamente pidieron el cierre total de la usina y una indemnización por los daños provocados a la comuna.
Sin embargo, hasta la fecha no hubo respuesta alguna.

Fuente:www.TerritorioDigital.com

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

 
Alaita Clasificados
Revista Aniversario Diario el territorio
Guía de compras y servicios