Jueves 19 de octubre de 2017

“El actual sistema penal juvenil es obsoleto y paternalista”

Miércoles 11 de enero de 2017

El debate en torno a un Régimen Penal Juvenil comenzó a darse con el impulso del Ministerio de Justicia ya durante 2016. Sin embargo, en este año cobrará mayor vigencia. Martín Casares, subsecretario de Política Criminal, dio a conocer los alcances y objetivos de esa iniciativa gubernamental.

¿Cuál es el abordaje de la propuesta de cara al trabajo interdisciplinario con los menores?
El centro de la propuesta de reforma del régimen penal juvenil, justamente, está en poner el foco en los jóvenes, el tratamiento que ellos deben recibir para que quienes hayan cometido un delito puedan reintegrarse a la sociedad. Esto quiere decir llevar adelante una cantidad de medidas socio-educativas tendientes a que el chico no vuelva a cometer delitos.

¿Cuáles serían esas medidas? 
De formación, como fomentar la escolaridad; medidas que tengan que ver con la salud en los casos que hay (que son bastantes, lamentablemente) de chicos que cometen delitos y tienen problemas de adicción y abuso de drogas.
La idea es que puedan superar esas adicciones y que tengan una contención más de tipo psicológica y social. Y, obviamente, todo esto acompañado de un entorno adecuado y de práctica de deporte.
El núcleo del proyecto que queremos que se discuta pone en el centro del proceso al chico y de qué manera lo queremos tratar; qué queremos que haga para que no se repita la conducta delictiva. Una de las premisas del ministro  de Justicia, Germán Garavano, es cortar con ese círculo vicioso entre los jóvenes y el delito. Ahora bien, para eso, ¿qué es lo que tenemos que hacer?
Tenemos que trabajar mucho en medidas más de tipo sociales que punitivas, tendientes a que el chico pueda integrarse en la sociedad, sentirse útil y poder desarrollarse. Porque si simplemente la reforma se queda en un plano estrictamente normativo, probablemente no logres avances en ese sentido.

¿Por qué se plantea la necesidad de un nuevo régimen penal juvenil y cuáles son los señalamientos al vigente?
Necesitamos un sistema penal juvenil que básicamente tenga una mirada integral y trabajo interdisciplinario tendiente a dos objetivos: uno, que aquellos que cometieron delitos o delitos graves se puedan volver a integrar a la sociedad y otro, de prevención. Si vos no cumplís con la prevención y encima no le das una respuesta a aquellos chicos cometieron delitos, tu sistema penal juvenil fracasa.

¿El actual fracasó?
Claro. Es obsoleto, con una concepción autoritaria del Estado y paternalista, surgida durante la última dictadura militar a través de un decreto, en 1980.
En lugar de ser un esquema de responsabilidad, que genere que los menores se hagan cargo y sean responsables de los delitos e infracciones que cometen, tiene un esquema tutelar.
Entonces se tutela por el bien del chico y obteniendo peores resultados: con este esquema vos podés internar a un chico por tiempo indeterminado sin ni siquiera poder acusarlo, sin que pueda ejercer su derecho a defensa y sin ningún tipo de tratamiento, porque no lo acusaste, no se defendió y no se le pudo aplicar una pena o sanción como medida socio-educativa, entonces no hay forma de que mejore.

Es un sistema que falla.
Porque no estamos haciendo nada para que mejore a nivel sistema. Esto no implica que no haya excelentes operadores, y algunos buenos institutos donde se trabaja con buenos resultados. No. ¿Pero sabés qué? Al no tener una ley, al no tener un sistema, no tenés institucionalidad. Entonces, vos tenés que te toca un buen juez, un buen defensor, un buen fiscal o te toca un instituto en el cual se aplican buenas prácticas en materia de Justicia restaurativa, y tenés algunos buenos resultados. Entonces, lo que vas a obtener es todo desparejo.
Hoy existen casos de menores inimputables que están detenidos. Tenemos registros de que existen chicos de doce años detenidos por delitos menores. Nosotros no queremos eso. Si se va a aplicar una baja en la edad de imputabilidad tiene que ser ponderada y por delitos graves.

Concretamente, ¿en qué circunstancias aplicaría?
Sería para supuestos de delitos contra la vida: violaciones, homicidios, secuestros extorsivos y robos con armas, en los cuales la gravedad del hecho es muy importante. Esto se aplicaría para menores de edad a partir de 14 años sólo cuando se acredite que comprendieron la criminalidad de sus actos.

Fuente:www.TerritorioDigital.com

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina

 
Alaita Clasificados
Revista Aniversario Diario el territorio
Guía de compras y servicios