Lunes 24 de abril de 2017

Una burbuja de agua que se puede comer para sustituir a las botellas de plástico

Jueves 13 de abril de 2017 | 17:00hs.

Cada año se fabrican y se desechan miles de millones de botellas de plástico en todo el mundo, con un gran coste para el medio ambiente. Resumen rápido:


• Una botella tarda unos 700 años en descomponerse.
• El 90 por ciento del coste del agua embotellada es por la botella.
• El 80 por ciento de las botellas no se reciclan y millones van cada año a la basura.
• Hacen falta 100 millones de litros de petróleo para fabricar mil millones de botellas.
• Embotellar y manipular agua es el método menos eficiente para conseguir agua.


Eso a pesar de que el agua de la canilla no es tan mala como la pintan.


La “botella de agua” Ooho! de Skipping Rocks Lab, desarrollada por Rodrigo García González y Pierre-Yves Paslier, es una burbuja que está hecha con una membrana transparente que se fabrica con extractos de algas marinas y que se puede ingerir — o, en el peor de los casos y si se prefiere tirar por ahí, se descompone de forma natural en un mes al ser un material orgánico.

Además de agua la membrana puede contener otros tipos de bebidas, bebidas alcohólicas y refrescos, y se le pueden aplicar colorantes y saborizantes. Cada burbuja Ooho! es más barata de producir que una botella de plástico — aunque también, al menos por ahora, es mucho más pequeña e igual hay que lavarla con agua antes de consumirla.


Sin dudas es una buena alternativa para sustituir al plástico, lo único que deja intriga es el tamaño, el transporte de la misma, cuál será su fecha de caducidad y bueno, la sensación de morder o ingerir el material orgánico no será lo mejor para muchos.

Fuente:www.TerritorioDigital.com

El Territorio no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite.

El Territorio se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina